6 jul. 2017

Reseña: A las ocho en el Thyssen de Nieves Hidalgo

Una nueva reseña de mi querida y admirada compañera Nieves Hidalgo. Además a esta historia le tenía muchas ganas porque después de leer sobre piratas, vikingos y demás, leer una comedia me llenaba de expectación. Claro que hay autoras que se pongan a escribir lo que se pongan, lo bordan. Y en este caso no es para menos. Mi más sincera enhorabuena a Nieves.

Título: A las ocho en el Thyssen
Autora: Nieves Hidalgo
Editorial: Ediciones B
Año: 2017
Género: Romance actual
Sinopsis:
¿Se puede publicitar una novela de zombis como romántica?
Alex Vílchez, autor reconocido de novelas de suspense, lo ha hecho animado por su editora, bajo el seudónimo de Robert Cooper. Es cambiar de tercio o no escribir, porque se encuentra en un bajón creativo. Y para sorpresa de todos, la novela rompe el techo de ventas, posicionándose en el número uno de romántica.
A Lucía, administradora de la web más visitada del género, casi le da un soponcio cuando se entera y lee la novela de zombis. Sube una crítica que hace que el libro baje quince puestos en un solo día, declarándole la guerra. Y Vílchez está dispuesto a presentar batalla, utilizando mil artimañas para fastidiar a la mujer que intenta hundirlo.
Casualidades de la vida, se encuentran en una cita a ciegas.
Lucía y Alex se atraen de inmediato. Pero, ¿qué puede pasar cuando ella se entere de que Alex no es otro que su odiado Robert Cooper? ¿Qué hará Vílchez al saber que Lucía es la administradora de la web que le ha fastidiado las ventas y le está dejando en ridículo?
 
Reseña:
La pregunta inicial de la sinopsis marca el desarrollo de la trama. El hecho de catalogar como novela romántica una historia de zombis desencadenará las más surrealistas y divertidas escenas entre Lucía y Alex,
Vamos por partes porque si leemos la historia con atención vemos que hay más que una historia de amor. Esa novela de zombis que catapulta a su autor a los primeros puestos de las listas de ventas de novela romántica, no hace plantearnos la primera cuestión: ¿Qué hace que una historia se venda? ¿Cuál es la pócima mágica para convertir una novela en un éxito? He aquí un ejemplo de esto. Nadie lo sabe. Ni el autor, ni la editora, ni el público pero ahí está.
La segunda cuestión que se plantea es ¿todas las historias románticas los son? ¿Puede haber amor entre una pareja de zombis? Este es el otro misterio. Es cierto que la novela romántica hoy en día está plagada de historias de diversa índole. ¿Y qué pasa con las novelas románticas tradicionales? Las de toda la vida.
Porque el enredo mayor viene porque esta historia  se concibe como una historia romántica.  Lucía, que gestiona Sueña Romántica, web dedicada a este género y defensora a ultranza de la novela romántica tradicional, considera la novela de Cooper un burla hacia el género. A raíz de esta situación, sale a la palestra otro tema controvertido en la actualidad literaria: las reseñas. ¿Qué peso tienen hoy en día? Lucía, ofuscada por lo que está sucediendo escribe una reseña de aúpa contra la novela, lo cual hará que baje puestos en las listas. Busca humillarlo, tirar por tierra su novela. Por eso mi pregunta. ¿Tanto poder tiene una reseña? Como podemos ver la historia contiene todos los ingredientes de la actualidad literaria. También hay alusiones a las redes sociales, escribir bajo seudónimo como hace Alex o despreciar el género hackeando la Web como respuesta a esa campaña en contra de la novela de Robert Cooper.
 
En el plano del romance, la historia es de esas que gustan porque surge de una especie de complot entre los que rodean a ambos protagonistas. Apuntarlo a una web de citas. Y de aquí surge el título. Los dos protagonistas quedan sin saber quienes son en realidad. Y lo curiosos de estas situaciones es que sin pretenderlo ambos se irán enamorando en una relación de tiras y aflojas, situaciones cómicas, reales como la vida misma. Pero ¿qué sucede cuando descubrimos por azar la verdadera identidad de la otra persona? Dejamos que el orgullo por sentirnos traicionados se imponga a los sentimientos y somos capaces de perder a esa persona por no escuchar una explicación. La relación entre Lucía y Alex está salpicada de escenas cómicas tan reales como la vida misma, y en las que uno puede identificarse. No voy a dar ejemplos pero lo que la hayáis leído sabréis a qué me refiero.
Pero dentro de toda esta comicidad hay también tiempo para el plano serio. Hay un misterio en torno a un colgante de Alex, un malentendido con su padre...Una serie de elementos que encajan a la perfección en la trama principal. Lo mismo podemos decir de Lucía y su pasado.
Quiero destacar el humor de la autora en los diálogos. Directos, sin tapujos, explícitos y que arrancan más de una sonrisa en el lector.
La novela gira sobre sí misma para terminar donde empieza. Ambos personajes se conocen y recorren juntos un camino lleno de altibajos para regresar al lugar donde todo empezó. Y durante ese recorrido se dan cuenta de muchas cosas, entre ella que el amor puede surgir de la manera más inverosímil. Aunque sea a través de una historia de zombis.
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario